30 Marzo, 2008

El Peleng 8mm f3.5 fisheye es un objetivo Ojo de pez. Esto implica que aparte de otras características que lo hacen bastante peculiar (como su sistema de enfoque), este objetivo produce una deformación muy típica, acompañada de un enorme ángulo de visión.

Este objetivo ofrece un ángulo de visión de 180º en cualquier dirección cuando se usa en una cámara analógica o de sensor completo (recordemos que en este caso, ofrece una proyección circular). Cuando lo montamos en una cámara de sensor APS-C esos 180º sólo los conseguimos en diagonal, y casi en horizontal. Un peleng en una cámara de sensor 4/3 (Olympus, Panasonic…) tiene un factor de recorte mayor, y una reducción mayor de su ángulo de visión.

En la práctica esto es difícil de explicar si no se compara con focales con las que estamos más acostumbrados. Las siguientes fotos están tomadas desde el mismo punto, y con una Canon EOS 30d, a f5.6.

La primera está tomada con un Tamron 17-50 a 50mm:

La segunda está tomada con un Sigma 10-20 a 20mm:

La tercera está tomada con un Tamron 17-50 a 17mm:

La cuarta está tomada con un Sigma 10-20 a 10mm:

La quinta está tomada con el Peleng 8mm:

Como podemos comprobar, su ángulo de visión es enorme, y muy distinto al de los angulares a los que estamos acostumbrados. ¿Posibilidades creativas? Mil. ¿Inconvenientes? Algunos, bastante curiosos, como el hecho de que para hacer una foto vertical vas a tener que inclinar bastante la cámara hacia arriba o adoptar posturas bastante grotescas e incómodas para no sacar tus pies en la foto. 🙂 Es más, aunque muchos creen que un Sigma 10-20 y un Peleng pueden tener focales más o menos equivalentes, lo cierto es que si pudiéramos superponer ambas imágenes y comparar su ángulo de visión, la diferencia nos dejaría boquiabiertos. 🙂

Otra de las cosas que a uno le llama la atención cuando comienza a usar un ojo de pez es, que en la mayoría de entornos urbanos (y paisajes montañosos), si pudieras mirar hacia arriba con ángulo de 180 grados, no sólo verías cielo… Hala, a experimentar toca (no lo voy a destripar yo todo, ¿no? 🙂 )

En cuanto a la deformación que produce este Ojo de pez, ya estamos viendo como es. Sin embargo, conviene resaltar ciertas particularidades y explicar algunas cosas que a menudo se confunden:

– El ojo de pez curva las líneas rectas paralelas a los ejes que pasan por el centro de la foto, y las curva más cuanto más están alejados de los ejes centrales. Esto quiere decir que si hacemos una foto de un paisaje, dependiendo de la altura a la que situemos el horizonte, la deformación será mayor o menor. Cuando más lejos quede el horizonte del centro de la fotografía, mayor será su deformación, pero si conseguimos que el horizonte pase por el centro de la fotografía, no aparecerá curvado. Podéis ver la diferencia en las dos fotos siguientes. En una, el horizonte está centrado y apenas sufre deformación, en otra, el horizonte queda por encima del eje horizontal de la foto, y ya aparece muy deformado:

——

– Se suele decir que los “ojo de pez” producen deformación y los “grandes angulares” no, pero eso no es cierto. Ambos producen deformación, pero diferentes. Los grandes angulares producen “fugas”, cosa que con el ojo de pez no ocurre. Eso nos permite hacer fotos con un ojo de pez (y una mínima corrección de su deformación), que con un gran angular no serían posibles, por las fugas que produciría:

Glory

– Esto no es sólo importante en foto de arquitectura, ojo. En un paisaje en el que se vea una amplia franja de cielo, si lo fotografías con un gran angular (como por ejemplo un Sigma 10-20 en cámaras APS-C) la parte superior del cielo te aparecerá como “estirada”, como si las nubes se estuvieran moviendo muy rápidas, con gran dinamismo. Esto en un ojo de pez no ocurre, a no ser que le “estires” las esquinas a la foto a voluntad. ¿Ventaja? ¿Inconveniente? Yo creo que aporta más flexibilidad a la hora de decidir cómo quieres tu foto, pero es una opinión completamente personal.

– Cualquier línea recta que pase por el centro de la fotografía NO sufrirá deformación alguna. Los círculos concéntricos a la imagen proyectada por el Peleng, tampoco. Esto explica entonces, la perspectiva de esta foto, tomada desde abajo del patio interior del Politécnico de la Universidad de Granada:

Pillars

– Lo situado en el centro, si está situado lejos, apenas sufre deformación visible. Sin embargo, si está situado cerca, sí. De ahí la típica foto de la cara deformada de una persona situada a 20 centímetros de la cámara. 🙂


En cualquier caso… ¿Tendrán todas nuestras fotos esta distorsión?. La respuesta es que con los medios de procesado digital que tenemos actualmente, es perfectamente posible corregir la distorsión en aquellas fotos en que lo deseemos, para conseguir una proyección rectilínea. ¿Los resultados que se consiguen son perfectos? ¿Son fáciles de conseguir? ¿De qué modo los consigues? Eso ya es materia para los capítulos 6 y 7 (por lo menos 🙂 ). De todos modos, es importante saber que si te gusta esa distorsión de ojo de pez, te lo vas a pasar en grande, y que si prefieres corregirla, también es posible. Al gusto del cliente.


Volver al Índice de la Guía Práctica del Peleng 8mm f3.5 fisheye.

  1. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Peleng | 1. Características generales

  2. Daniel Reply

    Un pasada si señor! En 10 minutillos me he leído todos los capítulos hasta este, y muy bien explicados. Te soy sincero: En mi vida he tocado un ojo de pez, y soy un chico muy artístico, que intenta siempre coger fotos poco habituales, con el macro he echo la tira de únicas por así decirlo, es hora de coger un peleng y ponerse al tema, ya lo tengo por ebay a 200€ exactos =)

    un abrazo y a seguir el curso que me lo he guardado en favoritos del mozilla jeje.

    Dani.

  3. ziber Reply

    Genial las comparativas , y menuda diferencia entre el sigma y el peleng , me da que pensar que esos 8mm a lo mejor no sean 8 y sean 6, por que con solo 2mm puede haber tanta diferencia ??

  4. Bruno Reply

    Lo que ocurre es que el gran angular (Sigma 10-20 en nuestro caso), al corregir la perspectiva para dejar las imágenes rectilíneas, reduce su ángulo de visión respecto a otro objetivo (ojo de pez) que incluso teniendo la misma focal no lo hiciese.

    Sería interesante poder comparar, por ejemplo, una foto hecha desde el mismo punto y parámetros, y a 10mm, con el Sigma 10-20, y con el Tokina 10-17 (que es ojo de pez). 😀

  5. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Guía práctica del Peleng 8mm f3.5 fisheye

  6. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Peleng | 6. Corrección de Ojo de Pez con PTLens

  7. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Peleng | 8. Corrección de Ojo de Pez con herramientas de Photoshop

  8. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Peleng | 10. Otros objetivos Ojo de pez… ¿Alternativas al Peleng?

  9. Maroco Reply

    la verdad es que te mereces un premio Bruno, te has currado un tutorial único de verdad. No estarás pagado por los Bielorusos? jeje!!! Un saludo y muchísimas gracias

  10. Abel Reply

    Hola Bruno. Ante todo agradecerte toda la información y experiencia que estás aportando sobre este objetivo. Creo que eso no tiene precio. O si lo tiene no el suficiente.
    Mi duda es el factor de recorte de una cámara 4/3, que es de lo que dispongo yo ¿Alguien sabe cuanto ángulo de visión permite? Por lo que leo en el artículo entiendo que no son 180º sino menos.
    Otra duda es si no sería mejor adquirir el objetivo con una montura m42 y un adaptador para 4/3 en lugar de un objetivo que tenga directamente una montura de 4/3 (según la página de los distribuidores pronto estarán como opción de compra). Por aquello de tener la versatilidad por si prestas, donas o vendes la lente. A priori parece que no haya ningun problema para eso.
    Gracias y un saludo desde Castellón.

  11. Pingback: Canon EOS 1000D - P

  12. Rico Monte Reply

    Quiça una pregunta tonta… el sigma 10-20 tiene un angulo de visión max de poco más de 100 grados. El sistema 4/3 podria disminuir ese angulo?

  13. Pingback: Bruno Abarca » Guía práctica del Peleng 8mm f3.5 fisheye

Deja un comentario