1 Abril, 2008

Como ya hemos visto, el Peleng 8mm f3.5 fisheye es un objetivo que produce una típica distorsión en ojo de pez.

La distorsión de ojo de pez puede ser muy creativa y divertida, pero existen circunstancias en las que nos puede interesar reducir total o parcialmente esa distorsión, por motivos diversos, desde la mínima corrección para eliminar esas esquinas negras, hasta la corrección total para conseguir una proyección rectilínea de un motivo arquitectónico. Y para hacer esto, existen diferentes alternativas. En esta guía práctica me voy a centrar en varias posibilidades, que son las que yo encuentro más útiles: PTLens, Fisheye-hemi, Rectfish y herramientas incluidas en Adobe Photoshop. Comenzaremos por PTLens.

PTLens es un sencillo programa que, entre otras utilidades, permite corregir la perspectiva de ojo de pez. Lo hace de un modo automatizado, pero perfectamente configurable. Puede funcionar como programa independiente, o integrado como un plugin en Photoshop.

Para comprender su funcionamiento, vamos a utilizar esta fotografía, de la entrada al Castillo de Praga (República Checa), tomada con un Peleng 8mm montado en una Canon EOS 30d (Recuerda que en sensores de otros tamaños la proyección puede ser diferente).

Castillo-de-Praga

Si la abrimos con PTlens podremos hacer una proyección rectilínea de la fotografía, de este modo:

PTlens

Como podéis ver he usado unos parámetros de: Distorsión 160, Rotar 0.5, Horizontal -0.3, Vertical 0.0. Ya sólo nos falta aplicar un valor de 33 en Recortar para reencuadrar y conseguir que la imagen ocupe toda la fotografía:

Castillo-de-Praga-PTlens

Como veis, el programa es muy sencillo de usar. Para resumir sus puntos más importantes, yo diría que:

– Antes de comenzar es necesario activar las casillas de “Previo” (que nos permitirá ir viendo en esa ventana los cambios que hagamos a nuestra fotografía) y “Gran angular” (que nos permitirá manejar a nuestro antojo los deslizadores de la izquierda).

– A continuación, hay que ajustar la “Distorsión“, pero con cuidado. El ajuste de distorsión estira las esquinas y estrecha la parte central de la foto en sus ejes horizontal y (sobre todo) vertical.

– Conforme se ajusta la distorsión, hay que ir aplicando “Recorte“, para así llenar de nuevo el encuadre.

– Si buscamos la simetría, es importante controlar tres parámetros combinados: “Rotar” “Horizontal” y “Vertical“, que controlan el giro de la fotografía en los tres planos del espacio. En nuestro ejemplo buscamos tener el edificio horizontal, de forma completamente frontal a nosotros. En esta imagen no nos hemos preocupado de corregir la fuga que producen las verticales del edificio, pero de haber querido corregirlo, nos podríamos haber ayudado (en parte) con la inclinación vertical.

La utilización de PTLens tiene ventajas e inconvenientes.

¿Qué ventajas?: La rapidez del proceso, la comodidad de poder repetir el patrón de corrección con otras fotos (sólo hace falta recordar o apuntar en algún lado los valores usados), y que la corrección realizada es completamente simétrica en sus ejes vertical y horizontal, lo que facilita (relativamente) la simetría en una foto arquitectónica.

¿Qué desventajas?: Si la corrección de la perspectiva es muy exagerada puede recortar mucho la foto y reducir mucho la nitidez de los márgenes (por estirar mucho la fotografía), las fugas son dificilmente corregibles del todo con la inclinación vertical la mayoría de las veces, la cuadrícula no siempre encaja con nuestros puntos de referencia en la foto, pequeños fallos en el encuadre inicial de la fotografía son muy visibles al aplicar la corrección, y que no es tan “flexible” como otros métodos.

¿Algún consejo? Sí, cuatro:

– Que en fotografía de arquitectura te esfuerces mucho, a la hora de tomar la fotografía, en conseguir la simetría que buscas (si es que la buscas), y la perspectiva frontal perfecta (si es que la buscas). Es muy difícil, ya que las rectas que pueden servir de orientación ahora aparecen curvadas, pero puedes buscar otras referencias que marquen las simetrías, y sobre todo la rectitud en los ejes vertical y horizontal, dependiendo del motivo.

– Que si quieres evitar las fugas pronunciadas hagas la foto con la cámara todo lo horizontal que puedas, sin inclinarla ni hacia arriba ni hacia abajo, aunque el encuadre no te parezca idóneo. La corrección de perspectiva te producirá menos fugas (y muy fácilmente corregibles), y podrás remediar el encuadre con un recorte apropiado.

– Que no te obsesiones más de la cuenta con la simetría. Cuando uno hace muchas fotos de arquitectura con un ojo de pez empieza a descubrir como muchos edificios y estructuras no son tan simétricos como parecía a simple vista. 🙂

– Que no fuerces demasiado la corrección de perspectiva, si puedes. En ocasiones es mejor dejar las líneas algo curvas y recurrir luego a completar la corrección con otras herramientas antes que realizar una corrección muy agresiva del tirón. Y en otras ocasiones, puede hasta venir bien dejar algo de deformación, o incluso no corregir nada… La curva puede ser bella… 🙂

Globe


Volver al Índice de la Guía Práctica del Peleng 8mm f3.5 fisheye.

  1. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Peleng | 7. Corrección de Ojo de Pez con Fisheye-hemi

  2. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Guía práctica del Peleng 8mm f3.5 fisheye

  3. Pingback: Bruno Abarca » Archivo » Peleng | 10. Otros objetivos Ojo de pez… ¿Alternativas al Peleng?

  4. superpac Reply

    Enhorabuena por este tutorial!
    Viene de maravilla para los que somos absolutamente ignorantes del uso del peleng.
    Muchas graciasBruno!

  5. Paco Madrigal Reply

    Fenomenal el tutorial, muy claro y sencillo.

    Saludos.

  6. Pingback: Bruno Abarca » Guía práctica del Peleng 8mm f3.5 fisheye

  7. Santiago Lpz (@darkomen) Reply

    Una pregunta, ¿el efecto de ojo de pez, por qué se produce?He visto que hay objetivos por ejemplo de 10mm con la corrección de ojo de pez y otros de 10mm con ojo de pez. Esto es debido al objetivo¿ verdad? ¿o es debido a que la cámara produce alguna corrección?

Deja un comentario