24 mayo, 2008
Empleados destruyen material defectuoso de Canon
Empleados destruyen material defectuoso de Canon
En las fotos, empleados de Canon destruyen material defectuoso para ahorrarse el gasto de su reparación y evitar su entrada en el mercado.

Lo que más me fastidia no es que por algún ligero defecto de fabricación, o desperfecto causado por su transporte o almacenamiento, se decida destruir todo ese equipo (que vale un auténtico pastón) con el fin de ahorrarse dinero que supondría repararlo, por sencilla que pueda ser la reparación.

Lo que más me fastidia tampoco es que, antes de venderlos a bajo precio, prefieran romperlo, para evitar dar “mala imagen” a los consumidores con productos de baja calidad.

Lo que más me fastidia, curiosamente, tampoco es que este desechabilismo (palabrita que ya se va mereciendo aparecer en el diccionario social) que tanto daño ecológico hace, tenga justificación en nuestro sistema de comercio y consumo y lo veamos como normal y aceptable.

Lo que más me fastidia es que siempre, siempre, siempre, hay entre los que leen la noticia alguien que, de repente, tiene un brote ocurrente-solidario y va y dice “¿Y por qué no lo envían al Tercer Mundo?“, y se queda tan pancho. Siempre. ¿Cuándo vamos a dejar de pensar que los pobres deben contentarse con las sobras y productos defectuosos que nosotros desechamos por no considerarlos buenos?

  1. Alfonso E. Reply

    Completamente de acuerdo en que el planteamiento es poco ecológico y poco ético y se basa en algo tan sumamente absurdo como el “mantener una imagen” a base de unos estándares de calidad. Yo creo que ahí, cualquier compañía medianamente grande comete la misma barrabasada.

    Respecto al último punto, yo siempre me acuerdo (y procuro utilizarlo en las discusiones) de la tira de Mafalda en la que Susanita dice algo así como:

    “Cuando seamos mayores, organizaremos fiestas de lujo con caviar, champán, … Mucha comida para recaudar dinero para los necesitados”

    y en la siguiente viñeta (refiriéndose a los destinatarios de la ayuda)…

    “Para que ellos puedan comer sémola, pasta y porquerías de esas” (y Mafalda pone una cara terrible).

    No es así literalmente, pero el espíritu está ahí y es muy ilustrativa del concepto (mal entendido) de “caridad” que tienen (tenemos) en el primer mundo. Caridad es “dar los excedentes” ó “lo que es de peor categoría pero que no vamos a utilizar”.

    Por cierto, no hay narices a escribir bien el Captcha que me acaba de salir… 😛

  2. Carlos Reply

    Sí que es cierto que es un comentario bastente desafortunado pero no por ello menos cierto: si bien es cierto que el Tercer Mundo no tiene por qué conformarse con lo defectuoso, no es menos cierto que no deja de ser mejor enviar lo que no está del todo bien para que alguien lo aproveche. A fin de cuentas, la política de donaciones se basa en eso desde siempre: en dar lo que no queremos (ropa usada, medicamentos que estorban, material roto para reutilizar piezas…). ¿Que hace falta igualar la situación norte-sur? ¡Correcto! ¿Que en el norte somos unos hijos de puta? ¡Correcto! ¿Que lo defectuoso es lo único que por ahora la mayoría de la gente está dispuesta a mandar? ¡Incorrecto! ¿Y por qué? Porque, al igual que a ti jode que la gente diga eso de “¿Y por qué no lo mandan al tercer mundo?”, que a tampoco me parece tan criminal, a mi me jode todavía más que se prefiera tirar lo que sobra/es defectuoso/no funciona antes que mandarlo al Tercer Mundo. Eso sí que me repatea y eso sí que me parece criminal.

  3. Bruno Reply

    [A partir de aquí no hablo ni de Canon, ni de cámaras, sino de donaciones en general]

    Es un tema difícil… No estoy diciendo que prefiera que se tiren antes que donarse. No es eso.

    A lo que voy es que, así, por encima, y simplificando mucho, creo que hay tres tipos de donaciones:
    – Donaciones correctas.
    – Donaciones insuficientes o defectuosas. (Llamémoslas subdonaciones).
    – Ausencia de donaciones.

    Y lo que critico en este caso es que una empresa (o quien sea), que se puede permitir hacer una donación correcta, sustituya esto con una subdonación. Y sin embargo, a los mortales nos dan la imagen de que esa “subdonación” sustituye a una ausencia de donación.

    ¿Me explico? Estoy en contra de que se sustituyan donaciones por subdonaciones. 😀

    Lo de “Una subdonación es mejor que nada” no vale en muchos casos. En el 90% de los casos, una subdonación está sustituyendo a una donación correcta, y en un 10% a una ausencia de donación.

    Y si ya nos metemos en temas de medicamentos u otros artículos, hace ya varios años que muchas ONGs vienen reclamando que las donaciones, de hacerse, se hagan bien, de calidad, bien gestionadas, de productos útiles y en perfectas condiciones, bien distribuidas, etc.

    Que conste que todo esto lo dice uno que ha visto como entre las cosas que se mandaban a Camerún por una ONG de cooperación había cosas como chanclas (cuando allí había, baratísimas, y producidas localmente), o libros escolares… en catalán. 😛

    De todas formas el tema es complejo… a lo mejor un día me animo a informarme bien y desmenuzarlo en varios posts.

  4. Davidkb Reply

    Lo que yo pensé fue: ¿Y por qué no me dan a mí unos objetivos guais de esos? Aunque estén cascados y sean Canon, coño! 🙂

    Saludos

  5. Pingback: Luces y fotos » A martillazos con el material de Canon, la marca de mayor confianza

  6. Fran Cela Reply

    Reutilización es la clave, señores.
    Ropa, ordenadores, ¡comida!, televisores, coches, por supuesto cámaras… ¡ideas!

Deja un comentario